miércoles, julio 05, 2006

Una vez escuché por ahí o leí en algún sitio, la verdad es que no me acuerdo bien, aunque sólo era una introducción, que los estados de animo eran como los sueños, que uno puede controlarlos. Es decir, por lo visto antes de acostarte te dedicas a repetir una idea y, parece ser que sueñas con algo relacionado a ella. Pues bién, yo llevo unos cuantos días bastante triste porque me vienen a la cabeza ideas sobre mi pasado más reciente, algunas de ellas me vienen incluso antes de acostarme, aunque creo que, todavía, no he tenido ningún sueño relacionado con ellas.
No se si esto que me está pasándo a mí es un signo evidente de la clase de persona que soy, o al menos, de la clase de persona de yo creo que soy. Tengo un amigo psicólogo que no sabe curarme. Tengo una muy buena amiga médico que todavía no puede darme la baja, a ver si duro 4 años más. Tengo un amigo que coge los datos a todo aquel paciente que se atreve a ir al Servicio de Urgencias de un hospital del que raramente alguien sale vivo. Tengo un amigo que da clases de Educación Física a niños que fuman canutos entre carrera y carrera. Tengo un amigo que, como ya dije una vez, cada vez que voy a verlo me vende algo de ropa. Tengo un amigo, muy listo él, que cada vez que me llama para ver como estoy, aprovecha y me manda a pitar algun partido. Tengo un amigo que cada año juega a baloncesto en una ciudad diferente, con la única condición de que sea cerca de Málaga. Tengo mas amigos, o mejor dicho, amiguetes como diría Torrente, pero nada yo sigo sintiendome solo. Y ese es el problema, que me siento solo, y me da muchisimo miedo que sea verdad, que esté sólo. Así que por favor, sobre todo tú, no te olvides de mi.

1 Comments:

Anonymous k said...

sentirse solo no es lo mismo que estar solo...

11:43  

Publicar un comentario

<< Home